Un escándalo para la política cultural y educacional

¡Evitemos el desmantelamiento inútil y absurdo de la Biblioteca Central y Regional de Berlín!

“La Biblioteca Central y Regional de Berlín (ZLB) es la biblioteca pública más grande de Alemania”, indica de manera inequívoca el sitio web de la ZLB. Y más aun: “La ZLB es la institución cultural y educativa más utilizada de Berlín”.

Sin embargo, esta magnífica biblioteca está en peligro. Según la voluntad de su Director Ejecutivo, Volker Heller y de su Consejo, se ha previsto el desmantelamiento de las diversas colecciones de la ZLB. Además, el proceso que condujo a esta decisión no ha sido sometido a debate ni a análisis público: la selección de la mayor parte de los libros en casi todas las áreas temáticas –que ahora pasará a denominarse “transacciones masivas”– dejará de ser una atribución de la propia ZLB. En vez de ello, se exige la aceptación de una selección que estará a cargo de proveedores de servicios externos, principalmente los de la empresa ekz-bibliotheksservice GmbH de Reutlingen.

Una decisión que altera radicalmente la naturaleza de la ZLB

El catálogo de la ekz es limitado. Su oferta consiste en una selección realizada con criterio uniforme que debe adaptarse a todas las bibliotecas públicas de Alemania, desde la más pequeña biblioteca de pueblo hasta las bibliotecas de mayor tamaño en ciudades más grandes. En Berlín, este tipo de catálogo ya está presente en aproximadamente 80 bibliotecas locales y 12 bibliotecas principales. Gracias a su condición de nivel superior, hasta ahora la ZLB había sido capaz de complementar la oferta de ekz, proporcionando material bibliográfico y audiovisual cada vez más específico.

Como consecuencia de la introducción de “paquetes” de medios bibliográficos y audiovisuales estandarizados, la selección de libros se verá seriamente reducida en un gran número de ámbitos temáticos, como la política, la historia y las ciencias sociales. También implicará un recorte considerable a la cantidad y variedad de los cursos de idiomas tanto del alemán como de muchos otros, así como también en materia de literatura en idiomas extranjeros y literatura especializada en formación continua (en particular en las áreas de pedagogía y oficios médicos).

Al mismo tiempo, la nueva configuración supone que el presupuesto para adquisiciones deberá gastarse fundamentándose exclusivamente en criterios de mercado, es decir, de acuerdo con modelos de adquisición basados en resultados operativos en los cuales las distintas áreas temáticas deberán competir entre sí.

Estos recortes a la diversidad intelectual, disfrazados con el manto de la racionalización, constituyen un despilfarro de fondos públicos, unos fondos que supuestamente deberían destinarse a mantener el destacado nivel de calidad de esta institución cultural y educacional de excepción. La envergadura de las transacciones comerciales de publicaciones y libros en Berlín también se verá afectada de manera permanente si los pedidos     –millonarios– quedan monopolizados por un sistema centralizado de compras. Esto, sin olvidar que las finanzas municipales de Berlín tampoco estarán exentas de sufrir las consecuencias.

(1) Un nuevo ataque a una institución pública destacada

La Amerika-Gedenkbibliothek (AGB) fue fundada siguiendo el modelo de las bibliotecas públicas estadounidenses. En coherencia con esa tradición, la ZLB –resultante de la fusión entre la AGB y la Biblioteca de la Ciudad de Berlín (Berliner Stadtbibliothek)– es hasta hoy una biblioteca con vocación universalista cuya cobertura se extiende a los sectores más variados de la sociedad. Constituye una mezcla única entre el ámbito académico y la cultura popular, lo ordinario y lo particular, una combinación exclusiva dentro de Alemania. Con sus 3,5 millones de títulos, de los cuales 2,5 millones son libros de los últimos 100 años, es una de las bibliotecas de préstamo más utilizadas de Alemania. No es posible compararla de ninguna manera con las bibliotecas centrales de Hamburgo o Bremen, las cuales Volker Heller ha propuesto como modelo. Estas últimas solo disponen de un fondo limitado de libros compuesto exclusivamente de literatura de los 10 últimos años. Ambas bibliotecas se definen como “bibliotecas para consumidores”, provistas solo con 100 mil volúmenes cada una y obligadas a deshacerse todos los años de la misma cantidad de libros que adquieren. En ellas, el proceso de archivo es inexistente. ¿A eso queremos que se asemeje la ZLB en el futuro? Solo serán objeto de protección las colecciones especiales y ciertas áreas especializadas, lo que significa destruir exactamente la diversidad específica de esta biblioteca general única, en aras de una separación entre cultura superior y cultura de masas.

Una cosa es clara: la restructuración de la ZLB tendrá como efecto la destrucción de su gran vocación pública: igualitaria, de fácil acceso, diversa. El nuevo concepto de la ZLB reduce abiertamente la naturaleza variada de sus usuarios a “transacciones masivas”, en las cuales un surtido de los libros más vendidos y de literatura actual (principalmente en alemán) se considera como totalmente suficiente. Una decisión de este tipo en momentos en que Berlín se transforma progresivamente en una metrópolis cosmopolita, aparece como una medida contraproducente y con escasa visión de futuro.

(2) ¿Sin una razón aparente?

Una pregunta queda sin respuesta: ¿cuál es la razón de fondo de todo esto? Desde el punto de vista político no se han previsto recortes presupuestarios para la ZLB. Más aún, el balance contable de fines de 2014 arrojó resultados positivos. En teoría, la restructuración tiene por objeto liberar tiempo de trabajo para que el personal bibliotecario se haga cargo, en el futuro, de importantes tareas tales como los soportes digitales. Sin embargo, no existen planes concretos al respecto, ni se han considerado seriamente otras alternativas. Además, la transformación de un personal bibliotecario con gran especialización en proveedores de servicios de información técnica es altamente cuestionable como concepto adecuado para una biblioteca moderna.

No obstante, en una audiencia en el Parlamento de la Ciudad de Berlín, en marzo de 2015, el Secretario de Estado de Cultura, Tim Renner, intentó desacreditar las críticas contra el plan de restructuración, como si fuesen una manera de aferrarse al pasado y calificándolas de ser el fruto de un “temor irracional a la digitalización”. Nosotros, los digitalmente instruidos, preguntamos: ¿Cómo debería ser la ZLB del futuro? Es evidente que el propósito de los planes actuales es hacer que una biblioteca que ya funciona eficazmente, ofrezca un “servicio de alta productividad” en detrimento de la esencia de su colección.

(3) Nuestras reivindicaciones

Somos productores(as) culturales, escritores(as), estudiantes, cineastas, jubilados(as), curadores(as), académicos(as), padres y madres, artistas, vecinos(as), publicistas, libreros(as), profesionales del teatro, intelectuales, ratones de biblioteca. Somos usuarios(as) de la ZLB y nos preocupa la drástica reducción de la calidad de una institución berlinesa que para nosotros representa un recurso y una base de trabajo únicos.

Hacemos un llamado al Alcalde y Ministro de Cultura de Berlín, Michael Müller, con el fin de que haga públicos, de manera inmediata y sin evasivas, todos los planes relacionados con la biblioteca. Tras las protestas iniciales, actualmente se estaría intentando realizar cambios puramente superficiales a las cifras reales, sin con ello modificar en nada la idea de fondo: simplificar la colección de la ZLB. Tanto el equipo de la ZLB como el público berlinés deben ser informados sobre e incluidos en cualquier decisión futura. ¡No se debe proceder al desmantelamiento de la institución cultural más popular de Berlín a puertas cerradas!

En nuestra condición de usuarios(as) de la ZLB y productores(as) culturales de Berlín, exigimos que se detenga esta “reestructuración” innecesaria, carente de objetivos y de sentido histórico, antidemocrática y estrecha de miras. Su realización implica la degradación de una de las instituciones educativas y culturales más importantes de Alemania y su transformación en un inservible bastión para bestsellers.
¡Una planificación con visión de futuro es un tanto distinta!

 

  • Madeleine Bernstorff, Kulturproduzentin, Berlin
  • Sebastian Bodirsky, Video-Editor, Berlin
  • Nanna Heidenreich, Wissenschaftliche Mitarbeiterin im Fach Medienwissenschaften, HBK Braunschweig, Ko-Kuratorin Forum Expanded/Berlinale
  • Max Linz, Autor und Regisseur, Berlin
  • Bini Adamzcak, Autorin, Berlin
  • AK Berliner Stadtteilbibliotheken
  • AK Kritische Bibliothek
  • Dr.in Karin Aleksander, AG Gender und Diversity in Bibliotheken / Genderbibliothek – Information – Dokumentation, Zentrum für transdisziplinäre Geschlechterstudien (ZtG), Berlin
  • Ingo Arend, Kunstkritiker und Essayist, Deutschlandradio Kultur, taz, Kunstforum International. Mitglied des Präsidiums der neuen Gesellschaft bildende Kunst (nGbK) Berlin
  • Artefakte (Brigitta Kuster, Regina Sarreiter, Dierk Schmidt), KünstlerInnengruppe, Berlin
  • Sonja Augart, Choreographin, Dramaturgin und Dozentin
  • Imran Ayata, Autor
  • b_books, Buchhandlung und Verlag, Berlin
  • Michael Baute, Autor, Berlin
  • Prof. Ulrike Bergermann, Professorin für Medienwissenschaft an der HBK Braunschweig
  • Dr. Zülfukar Çetin, Mercator-IPC, Fellow an der SWP, Alice Salomon Hochschule und Vorstandsmitglied im Türkischen Bund Berlin Brandenburg
  • cinéma copains, Filmemacher, Berlin
  • Marco Clausen, Mitgründer Prinzessinnengarten und Nachbarschaftsakademie, Berlin
  • Vaginal Davis, Performance-, Bildende- und Videokünstlerin, Filmkuratorin, Musik-Ikone und Bandleaderin, Berlin
  • Janine Eisenächer, Vorstand Flutgraben e.V., Berlin
  • Tatjana Fell, Künstlerin/Kuratorin, arttransponder
  • Jesko Fezer, Professor für Experimentelles Design, HFBK Hamburg, Mitbegründer der Buchhandlung Pro qm Berlin
  • Maja Figge, UDK Berlin, Kultur- und Medienwissenschaftlerin
  • Christian Geißler, Lehrer, Berlin
  • Veronika Gerhard, Künstlerin, Berlin
  • Fiona Geuß, Fotini Lazaridou-Hatzigoga, Caleb Waldorf, A Public Library, Berlin
  • Annett Gröschner, She She Pop, Performance Kollektiv, Berlin
  • Ulrike Hamann, Kotti & Co, Mietergemeinschaft am Kottbusser Tor
  • Lydia Hamann, Künstlerin, Berlin
  • Prof. Birgit Hein, Filmemacherin, Filmwissenschaftlerin, Mitglied der Akademie der Künste Berlin und Stellvertretende Direktorin der Sektion Bildende Kunst
  • Daniel Hendrickson, Übersetzer, Autor, Musiker, Mitglied der Künstlergruppe CHEAP
  • Christoph Hochhäusler, Autor, Regisseur, Herausgeber der Filmzeitschrift „Revolver”
  • Dominique Hurth, Bildende Künstlerin & Professorin
  • Kerstin Karge, Kuratorin, Kulturmanagerin, Haben und Brauchen, Berlin
  • Bettina Knaup, Freie Kuratorin, Berlin
  • Kotti & Co, Mietergemeinschaft am Kottbusser Tor Berlin
  • Katinka Krause, Antiquariat ‚Die Biographische Bibliothek‘, Berlin
  • Jan Künemund, Redaktion SISSY, Salzgeber & Co. Medien GmbH
  • Prof. Dr. Christian Lammert, Professor für die Politik Nordamerikas am John-F.-Kennedy-Institut der FU Berlin
  • Pia Lanzinger, Künstlerin, Berlin
  • Heimo Lattner, Künstler, Berlin
  • Dirk Laucke, Dramatiker, Berlin
  • Julia Lazarus, Bildende Künstlerin, Berlin
  • Prof. Dr. Ethel Matala de Mazza, Humboldt-Universität zu Berlin, Institut für deutsche Literatur
  • Thomas Meinecke, Autor und Plattenaufleger
  • Prof. Angela Melitopoulos, Künstlerin, Berlin
  • Karolin Meunier, Künstlerin, Berlin
  • Prof. Sylke Rene Meyer, Professorin für Drehbuch und Dramaturgie an der Internationalen Filmschule Köln (ifs)
  • Dr. Anja Michaelsen, Ruhr Univ. Bochum, Medienwissenschaftlerin
  • Elke aus dem Moore, Leiterin der Kunstabteilung des ifa – Institut für Auslandsbeziehungen, Stuttgart / Berlin
  • Prof. Dr. Maria Muhle, Professorin für Philosophie | Ästhetik, Akademie der bildenden Künste München und Mitbegründerin des August Verlags Berlin
  • Eckart Müller, ZLB-Nutzer / Initiator der Petition https://www.openpetition.de/petition/online/buechervernichten-in-berlin-bibliotheken-werden-kaputt-rationalisiert
  • Wolfgang Müller, Autor, Künstler, Musiker, Berlin
  • Keren Ida Nathan, Artist
  • Prof. Dr. Rolf F. Nohr, Medienästhetik / Medienkultur, HBK Braunschweig / Institut f. Medienforschung (IMF)
  • Dr. An Paenhuysen, freiberufliche Kuratorin / Kunstkritikerin
  • Jelka Plate, Künstlerin
  • Pro qm (Katja Reichard), thematische Buchhandlung, Berlin
  • Prof. Anne Quirynen, Künstlerin und Professorin, Europäische Medienwissenschaft, Fachhochschule Potsdam
  • Dr. Nils Riecken, Post-Doctoral Research Fellow, Zentrum Moderner Orient, Berlin
  • Monika Rinck, Autorin, Mitglied in der Deutschen Akademie für Sprache und Dichtung und der Akademie der Künste Berlin
  • Dr. Thomas Ripper, Bibliotheksleiter Zentrum Moderner Orient, Berlin
  • Dr. phil. habil. Friedrich Rothe, Schriftsteller / Galerist
  • Natascha Sadr Haghighian, Künstlerin
  • Astrid Schmidt, (Kulturwissenschaftlerin), Referentin ver.di Bundesverwaltung, Berlin
  • Prof. Dr. Dr. h.c. Stefanie v. Schnurbein, Professorin für Neuere skandinavische Literaturen, Direktorin Nordeuropa-Institut, Humboldt-Universität zu Berlin
  • Prof. Dr. Gerhard Schumm
  • Peter Schwarz, Walter Grömling, Ute Volz, für Antiquariat BÜCHERHALLE Berlin
  • Dr. Florian Sedlmeier, Juniorprofessor, Abteilung Literatur, John-F.-Kennedy-Institut fuer Nordamerikastudien, Freie Universitaet Berlin
  • Prof. Dr. Judith Siegmund, Juniorprofessorin für Theorie der Gestaltung/Ästhetische Theorie und Gendertheorie, Universität der Künste Berlin und Bildende Künstlerin
  • Heidi Sill, Bildende Künstlerin, Berlin
  • Loreto Solis, Übersetzerin und Journalistin, Nutzerin der ZLB
  • Prof. Kerstin Stakemeier, Juniorprofessorin für Medientheorie, Akademie der Bildenden Künste München
  • Kerstin Stoll, Künstlerin
  • Prof. Dr. Joseph Vogl, Professor für Neuere deutsche Literatur, Literatur- und Kulturwissenschaft/Medien, Institut fuer deutsche Literatur, Humboldt-Universitaet zu Berlin
  • Vorstand und Beirat des Verbands der deutschen Filmkritik (VdFk e.V.), Berlin
  • Dorothee Wenner, Filmemacherin, Berlin
  • Axel Wieder, Leiter der Index – The Swedish Contemporary Art Foundation und Mitbegründer Pro qm, Berlin
  • Florian Wüst, Künstler, Filmkurator, Haben und Brauchen, Berlin
  • Jessica Zeller, Geschäftsführerin von Edkimo, die Feedback-App für den Unterricht, Berlin
  • Juliane Zelwies, Künstlerin, Berlin
  • Prof. Florian Zeyfang, Filmemacher & Professor an der Umeå Akademy of Fine Arts, Schweden / Künstler, Berlin
  • Inga Zimprich, Künstlerin, Flutgraben e.V., Berlin